viernes, 26 de octubre de 2007

El Cuento Chino de la Reforma Constitucional

La primera vez que me engañes será
culpa tuya. La segunda será culpa mía

Proverbio árabe.
Van 9 años de gobierno revolucionario. La actual constitución nacional – La mejor del mundo – tiene 8 años de vigencia. Poseemos los más altos recursos petroleros jamás soñados por algún gobierno. El Presidente Chávez ha disfrutado del mayor apoyo popular y la sumisión de todos los poderes e instituciones públicas y privadas. No hay excusa posible para justificar un fracaso tan público, notorio y comunicacional. Lo que está a la vista no necesita anteojos.

Los secuestros están a la orden del día, la delincuencia está enseñoreada y no hay círculo familiar que no lleve su marca indeleble, los servicios públicos son un caos mayor, no hay empleo formal y el informal es perseguido, el alto costo de la vida es insoportable y para colmo de males, ahora cobra mucha fuerza la devaluación de la moneda con el maquillaje de la reconversión y la escasez empieza a desesperar a los consumidores de todos los sectores socioeconómicos. Estos graves problemas golpean fuertemente a rojos rojitos y los que no se disfrazan para gozar de algún privilegio. El drama tiene 3 soles. En ésta revolución fue ascendido a “general” en jefe.

Las erradas políticas de precios, la inocultable devaluación de la moneda la criminal economía agrícola de puertos, la promoción de invasiones y el perverso control de cambio ha destruido el aparato productivo del país y hoy no hay producción endógena y todo lo que consumimos es importado y comercializado ineficientemente por la red MERCAL, que ya está señalada como un foco de corrupción a punto de hacer metástasis. Por esos detalles viene colándose el diablo y ya la gente se percata del fracaso estruendoso de esta mal llamada revolución.

Ante este panorama sombrío, calamitoso y desestabilizador, el Presidente Chávez, nos viene con el cuento chino de La Reforma de la Constitución Bolivariana de Venezuela – La mejor del mundo – de la cual no se ha desarrollado un solo capitulo a favor de las grandes mayorías. Un botón de muestra: La ley se seguridad social. ¿Qué impide su aprobación? No hay excusas que valga. La solución de problemas de inseguridad, vivienda, alto costo de la vida, desempleo, devaluación y escasez de alimentos no es culpa de la Constitución, es la muestra más evidente del fracaso del gobierno “revolucionario” a otro u otros con ese cuento chino.

La solución a este drama que vive el pueblo, no es darle más poder a Chávez, con el que tiene basta y sobra, mucho menos eternizarlo de forma vitalicia en la presidencia tiempo le ha sobrado, la verdadera solución es obligarlo a gobernar eficiente y decentemente el tiempo que le queda en el gobierno – 5 años a partir de enero – tiempo suficiente y sino recortar su mandato y eyectarlo de la conducción de las políticas públicas para buscar nuevos hombres e ideales que puedan conducir a la reactivación del aparato productivo y buscarle salida a los graves problemas que nos aquejan a todos por igual. Es tiempo de abandonar el fanatismo.
Chavistas y no chavistas ya fuimos engañados por primera vez. El que se coma este cuento chino de la Reforma Constitucional que asuma su responsabilidad ante Dios, la patria y sus hijos. La culpa será individual y de cada quién ¿O no? En guerra avisada…