domingo, 10 de mayo de 2009

Grotesco golpe de estado

La historia es la suma total de todas aquellas
cosas que hubieran podido evitarse

Konrad Adenauer (1876-1967)
Primer canciller federal alemán.

Transfieren bienes de la Alcaldía Metropolitana a la autoridad impuesta a dedo. La trasferencia se hizo sin escuchar a las autoridades legítimamente electas. No hay respeto por la voluntad popular. El golpe de estado a la soberanía del elector es grotesco, grosero, vulgar y descarado. Vulneran el voto de casi 800 mil caraqueños que, a pesar del desvergonzado ventajismo oficial e institucional, eligieron al Dr. Antonio Ledezma como Alcalde Mayor. Nunca antes un gobierno se había burlado de la gente con tanta saña y desfachatez.

Entendemos que una democracia es mucho más que elecciones. Implica que los poderes sean independientes, respeto al estado de derecho, las libertades más elementales como el derecho a la propiedad privada, la libertad de expresión, el reconocimiento a las minorías y la garantías para el disentimiento sin el temor a la persecución, la discriminación y la negación del acceso a los beneficios básicos del estado, respeto a los derechos humanos, la subordinación del poder militar a la autoridad civil y el respeto a la voluntad popular. La legitimidad que surge del acto electoral hay que construirla a través del desempeño en el cargo. Son reglas de oro de un verdadero sistema democrático.

Preguntémonos y contestémonos con honestidad ¿Hay elecciones limpias, equilibradas y transparentes? ¿Hay poderes independientes? ¿Existe estado de derecho? ¿Hay libertad de expresión? ¿Hay libertad económica y respeto por la propiedad privada? ¿Las minorías son respetadas? ¿Hay garantías para el disentimiento y el pensamiento plural? ¿Los servicios y beneficios básicos llegan a todos por igual? ¿No tienen ventajas los que usan franelas y boinas rojas? ¿Hay respeto a los derechos humanos? ¿Está garantizado el derecho a la protesta pacifica y cívica? ¿Los militares actúan atendiendo los requerimientos del estado o a los caprichos y ocurrencias del presidente? ¿Hay respeto por el derecho de la gente a elegir? Por los hechos y las ejecutorias os conoceréis.

No hay un ápice de dudas. Los que no actúan segados por el fanatismo tendrán que concluir al responderse con equilibrio, sensatez y buen juicio que el gobierno viola la Constitución Bolivariana de Venezuela, irrespeta la voluntad popular, no permite la división de los poderes y concentra todo el poder contraviniendo la descentralización. En ese sentido podemos decir que el gobierno posee legitimidad de origen, pero está deslegitimándose a velocidad meteórica en el desempeño. Prueba fehaciente de esta realidad es el desconocimiento que hacen de la voluntad del elector que ELIGIO sus autoridades Metropolitanas y ahora de un solo DEDAZO las desconocen y pretenden eliminar. Un botón de muestra, pues.
El golpe de estado es grotesco. La violencia institucional es más peligrosa que la que surge de las armas. Ante el terrorismo de estado la sociedad civil queda indefensa y la reacción de calle puede ser de consecuencias impredecibles. El acrecentamiento de la crispación y el abuso de poder en cualquier momento puede ser detenido por el pueblo. El río de la historia está lleno de grandes hechos que no pueden ser desdeñados. No olvidéis: El que no conoce la historia tiende a repetirla. Estamos a tiempo de evitar males mayores. Es una humilde opinión.