sábado, 30 de mayo de 2009

La burla a la soberanía popular

La opinión de toda una multitud es siempre
más creíble que la de una minoría

Miguel de Unamuno (1864-1936)
Filósofo y escritor español.

Le quitaron las competencias al alcalde Metropolitano. ¿Y? sencillo: el gobierno autoritario del presidente Chávez se burla de los casi 800 vecinos de la Gran Caracas que votaron y eligieron al Dr. Antonio Ledezma y derrotaron el mejor candidato del chavismo el Prof. Aristóbulo Istúriz. Nombran una autoridad única (virreina) violando todos los preceptos constitucionales y apelando a una vulgar pirueta legislativa ¿Y? sencillo: golpean, arrinconan y se burlan, no del alcalde legítimamente electo. ¡No! Es a la voluntad popular, a la ley de descentralización y a la democracia participativa y protagónica de la que alardea el gobierno nacional. El irrespeto y la burla a la soberanía popular son de tronío.

El Dr. Antonio Ledezma lo ha dicho, repetido y sostenido. No defiendo un cargo, la lucha es por la defensa de la vigencia del sistema democrático, el respeto a la voluntad e intención de los electores reflejada en las urnas electorales y, ante el evidente abuso de poder, burla e irrespeto a la voluntad popular a dicho sabiamente “El que crea que este ventarrón autocrático no le moverá una teja de su casa, no está viviendo e interpretando el momento agónico que vive la democracia venezolana” la premonición está a la vista. Ahora están liquidando el Cabildo Metropolitano, legítimamente electo el pasado 23N-2009 y que tiene la misma fuente de origen y legítimidad de los verdugos de la “soberana” Asamblea Nacional. El arrase es total y totalitario.

No hay peor ciego que el que no quiere ver. Las expropiaciones a fincas productivas, a empresas en manos de venezolanos con el cliché de nacionalizarlas ¿Y no estaban en manos de nacionales? El ataque sostenido al movimiento sindical, el irrespeto a todas las convenciones colectivas, el numeroso grupo de desempleado que producen cada acción virulenta del jefe del estado contra el aparato productivo, la ideologización de la educación, el golpe a la libertad de expresión, el ataque despiadado contra la propiedad privada, el quiebre de la descentralización y la nueva Ley de Orgánica de Procesos Electorales que pretenden aprobar son señales inequívocas de la vocación dictatorial del dueño de la bota militar. No nos hagamos los locos, es contigo, conmigo y con todos.

Todas estas acciones y muchas otras demuestran lo que afirma el Dr. Antonio Ledezma. La cuestión no es contra una persona, un funcionario electo, ¡No! Es contra todo y todos los que pensamos distinto a los amos del poder, los que creemos defendemos el sistema democrático, la alternabilidad en el poder y el respeto a la voluntad popular que emane de procesos limpios, transparentes, equilibrados y con autoridades electorales imparciales. Esa es la realidad y por el camino que vamos no quedará hueso sano. Hay que despertar y reaccionar.

El argumento para eliminar la alcaldía Metropolitana “Es un adefesio” nombraron la virreina y nada cambió. La misma estructura y los mismos funcionarios que mantenía el alcalde que fue aborrecido primero por los chavistas. No lo quisieron de candidato y luego por los electores que votaron en contra de la corrupción, podredumbre e ineficiencia chavista en la Gran Caracas y ahora se la imponen de nuevo a lo mero macho valiéndose de un vulgar dedazo que burla la soberanía popular. El mismo adefesio rojo rojito.
La opinión expresada en las urnas electorales están con Ledezma y ahora en todas las encuestas ese apoyo se ha triplicado. El la opinión de la inmensa multitud contra la fuerza de un dedo o ¿una bota militar? Lo que está a la vista…No olvidéis que Bolívar afirmó “La primera de todas las fuerzas es la opinión pública”