sábado, 19 de mayo de 2012

Venezuela en caos

“Ellos pueden porque piensan que pueden”
Virgilio (70 a.C-19 a.C)
Poeta romano.

Venezuela tiene años en crisis. En esta mal llamada revolución – involución –, esa crisis hizo metástasis. Venezuela está en caos y marcha a paso de vencedores hacía una anarquía total, con consecuencias impredecibles. No hay gobierno. La noción de autoridad se perdió. La violencia criminal se apoderó de las calles, encarceló en casa a la gente honesta, ante la mirada impávida de quienes, por mandato popular están llamados a revertir esa salvaje y bestial situación. En materia de seguridad pública el ejecutivo nacional perdió la guerra. Una inocultable realidad.
 
La gente vive con miedo, por efectos, de la violencia criminal. Vive con hambre, como consecuencia de la atroz inflación y escasez. Vive permanentemente preocupada, por el deterioro de los servicios públicos. Vive paranoica ante el riego de una grave contaminación, que puede derivarse, de la acumulación de basura. Vive en constante crispación, al tomar el pésimo y peligroso servicio de transporte. Vive pasmada cuando se acerca a cancelar la factura de un servicio público, que aparte de deplorables, cada mes, aumentan de manera desmedida. Un salvaje capitalismo.
 
El caos es total. Las carreteras de Venezuela son un desastre. Las vías de penetración agrícola están en estado calamitoso. La vialidad interna de todas las ciudades arruinadas.  El gobierno nacional, regional y municipal, en su mayoría rojos rojitos, pareciera no están preocupados por esos problemas y menos forman parte de sus prioridades. Toda la burocracia gubernamental, el Sistema de Medios Públicos secuestrados por el chavismo y los líderes de los partidos, que forman parte del Comando Carabobo, están volcados a rendirle culto a la personalidad del líder, comandante, presidente, paciente y ausente. Mientras tanto el caos avanza a paso de vencedores. Un mecate, por favor.
 
No hay razón y menos excusa para que Venezuela viva está triste realidad. Este gobierno en los 14 años al frente del ejecutivo y control de todas las instituciones, ha “administrado” el más descomunal ingreso petrolero desde la llegada de Colón hasta Caldera II. Maneja 2 presupuestos. El oficial y el encubierto a través del FONDEN. No hay control de ningún tipo, a la pavorosa corrupción intentan aplicarle la política del gato. Los señalados de manejos dolosos, enriquecimiento ilícito o simples choros del erario público, los encubren groseramente – los casos del Plan Bolívar 2000, PEDEVAL, Aponte Aponte y Makled, son emblemáticos.
 
Este caos nacional, tiene fecha de vencimiento. El 07 de octubre, el pueblo venezolano, en las urnas electorales debe decidir. O continuamos este rumbo suicida al cual nos conduce el chavismo o buscamos el sendero de la paz, el progreso y la tranquilidad. Gracias a Dios, hay un camino, que encarna un joven vigoroso, lleno de vida y con capacidad como Henrique Capriles. Venezuela saldrá del caos, para entrar al futuro e insertarnos en la modernidad. Eso se puede porque el pueblo piensa que puede y punto.