lunes, 23 de mayo de 2011

Hay que alejar los demonios de las dudas

Las dudas y los celos suelen engendrar los hechos que temen
Thomas Jefferson (1743 – 1826)
Político y filósofo estadounidense.


PERCEPCIÓN: errada la que intentan sembrar algunos sectores del proceso democrático que se practica abiertamente en los sectores de oposición. Unos dicen: No tienen un líder. Cierto. Hay muchos y muy calificados. Andan matándose unos con otros. Falso. Existen, gracias a Dios, aspiraciones legítimas de varios líderes con suficientes credenciales para ejercer la primera magistratura, gobernaciones y alcaldías. No hay de que preocuparse, atemorizarse y menos convertirse en profeta del desastre, ante un ejercicio democrático de los sectores democráticos. La controversia, los desacuerdos y las visiones disímiles de los aspirantes, las soluciona cívica y pacíficamente el pueblo mediante el ejercicio soberano del voto. No hay razón para darle rienda suelta a las inducidas y falsas percepciones. El 12 de febrero de 2012, todos los venezolanos inscritos en el REP, escogerán sus candidatos, que serán los abanderados del pueblo y todos, absolutamente todos, como se hizo antes del 26 de septiembre, respetaran las reglas de juego y se unirán a los ganadores. La unidad, podemos tener la seguridad, está garantizada. Hay que alejar los demonios de las dudas. Lo que está a la vista…

REELECCIÓN: todos, absolutamente todos, los sectores democráticos del país, nos opusimos a la reforma constitucional que contemplaba la reelección presidencial y el 2D-2007 la derrotamos. El 15F-2009 el Presidente Chávez, en una flagrante violación a la constitución, le montó una celada a la sociedad democrática y logró imponerla en contra de la voluntad unánime de la oposición. En la actualidad, cuando la se plantea en el escenario mayoritario de la oposición, la escogencia del candidato presidencial, surge de nuevo el tema y pareciera, que algunos de nuestros líderes, pretenden hacerse los desentendidos, dejar pasar el asunto por debajo de la mesa y jugar al esquema continuista de Chávez. La sociedad democrática, tiene que tener mucho cuidado con esas desviaciones. No podemos elegir a un Chávez de oposición. El período presidencial que viene debe ser de transición. 6 años bastan para reinstitucionalizar el país, hacer las reformas democráticas y enrumbar al país por los senderos del progreso, el desarrollo y la prosperidad. Hay que jugarle limpio a Venezuela. Hay que despejar las dudas. Lo que está a la vista…

AUTOCRACIA: es la una nefasta desviación que hay que combatir con todos los hierros en los gobiernos y las organizaciones partidistas. Llevamos más de 12 años, batallando contra la autocracia de Chávez. No podemos permitir la existencia de Chávez y chavecitos en la oposición. Esas desviaciones hay que erradicarlas con tiempo o corremos el riego de quitar a uno y colocar uno (s) peor (es). Estamos obligados a ser coherente con el discurso. Hay quienes se horrorizan ante el talante autoritario de Chávez, pero se solazan practicando el personalismo, el despotismo y la exclusión en sus organizaciones partidistas. ¡Ay, de llegar a ostentar poder!. Locos se quieren volver. Hay que ver la pajita en el ojo ajeno, pero también ver la viga que adorna el nuestro. Hay que identificar bien a los charlatanes, cínicos y farsantes. En esta hora aciaga que vive Venezuela, hay la obligación ante Dios y ante la patria a ser útiles, no importantes. Los que toleran estás desviaciones y no las combaten a tiempo, después no chillen. Lo que esta a la vista.


VIOLENCIA: la que suscitan, originan, promueven y practican grupos rojos rojitos, ante la mirada cómplice de las autoridades oficiales. Los periodistas de Últimas noticias y Globovisión, los trabajadores de las empresas básicas de Guayana, las instalaciones de la UCV, las invasiones a propiedades privadas, etc, etc, todas esas tropelías, llevan el sello anárquico de estos grupos violentos que gozan de impunidad total. Esas acciones vandálicas, buscan intimidar a los que disientan de la línea oficial, los que reclaman sus derechos laborales y sociales, los que buscan proteger su propiedad privada y a los que de alguna manera con sus opiniones irritan al inquilino de Miraflores. No lo han logrado, ni lo lograrán. No entienden que somos un pueblo levantisco y retrechero, como sabiamente aseguró, el poeta del pueblo AEB. ¿Quién o quienes de verdad son los violentos? Lenin decía, los hechos son tercos y la terquedad de los hechos, demuestra con creces que la violencia es roja rojita. Ellos mismos engendran los hechos que dicen temer y tanto denuncian en plan de víctimas. Lo que está a la vista…

FIESTA: la que montó el gobierno ante el anuncio del BCV, de que la economía creció 4.5% en el último trimestre. Volvemos con el camarada Lenin. “Los hechos son tercos y la terquedad de los hechos, demuestran que son cifras maquilladas y cortadas por la tijera de unos áulicos oficiales, que pretenden hacerle un traje económico a la medida del inquilino de Miraflores. Las frías estadísticas del Banco Central, se estrellan con la realidad. El costo de la vida anda en la estratósfera, la especulación está desbocada ante la mirada indolente de los organismos oficiales, el desempleo cabalga con cifras espeluznantes y la construcción en todas sus manifestaciones en el sector público y privado en caída libre. ¿A quién pretenden engañar? Este pueblo sabe más que corocoro frito. Ayer ante la baja del PIB decían que eran mediciones capitalistas y ahora ante la supuesta alza del PIB saltan a celebrarlo como un logro socialista ¿Y entonces? Las brutales contradicciones hacen dudar hasta los más furibundos rojo rojitos y la salvaje realidad de los exorbitantes precios de los alimentos de la dieta diaria, también golpea a los chavista ¿Quién lo puede dudar? Lo que está a la vista…