domingo, 19 de junio de 2011

Ellos son rojos rojitos y se entienden

Todo fracaso es el condimento que da sabor la éxito
Truman Capote (1924 – 1984)
Escritor estadounidense.


MAGNÁNIMA: la solicitud que hacen un grupo de los nuevos directivos del PSUV acerca de la solicitud de renuncia del tren ejecutivo de la alcaldía. Ellos creen que la responsabilidad del desastre de la gestión local se debe a los directores. ¡No! me dicen algunos chavistas. Eso es un craso error. Tienen que solicitar la renuncia del propio alcalde, que es el único responsable del desastre en que está sumida la ciudad y que tiene al chavismo electoralmente al borde de la hecatombe en el municipio. Los resultados del 15F-2009 y la paliza del 26S-2010, no dejan lugar a dudas. Algunas autoridades partidistas, solicitando la renuncia de los directores, pretenden aplicar una política gatopardiana o sea cambiar, para que todo quede igual. La culebra se mata por la cabeza, insisten. Ellos son rojos rojitos y se entienden.

COMPROMISO: ante las bases de patrullas y los círculos de luchas populares y del buen vivir – la nomenclatura me la suministran los chavistas – el que pareciera, abandonaron los líderes regionales y nacionales del PSUV, con los propios soldados de la revolución, nos dicen con mucha angustia algunos directores y dirigentes del PSUV local. El miércoles pasado hubo una tormentosa reunión y de allí, surgió un informe, que elevaron a las instancias superiores y, a la fecha no hay respuesta, ni pronunciamiento. El alcalde, que desde su programa mediático y el despacho de la alcaldía, pone las tortas, actúa con la solidaridad automática de los jerarcas del PSUV en Barcelona y Caracas y, pretende manipular una realidad, que está a la vista de toda la comunidad. ¿Sí no hay rectificación a tiempo con que autoridad moral buscamos un voto para la causa? Se pregunta amargamente un dirigente del PSUV, que nos abordó en la calle. Nosotros no tenemos velas en ese entierro, sólo nos queda decirles caballerosamente “Ustedes son rojos rojitos y se entienden”

PREDECIBLE: la preocupación que manifiestan estos directores, líderes y militantes del PSUV. Ellos tienen conexión con lo que piensa, dice y opina la gente en la calle. Estamos ante el peor alcalde de la historia de la ciudad. No hay comparación. Las calles llenas de huecos, la basura enseñoreada, la maleza ya tomó hasta los ornatos, plazas e islas de las avenidas, los sectores populares sin agua, las aguas negras desbordadas, no hay gas directo y para adquirir una bombona es como jugar y ganar en el Kino, el servicio de transporte, que prestan unos héroes con todas las limitaciones e inseguridad del mundo, es deplorable, la escasez de alimentos acentuada y la especulación desatada, son algunas evidencias de la calamidad que sufre la ciudad, mientras la nulidad engreída que ejerce la alcaldía se encapsula en un estudio de televisión leyendo el estado del tiempo, rifando entradas a espectáculos públicos privados y poniendo las tortas. Es una situación tan insoportable que ya, ni los rojos rojitos, que se entienden, aguantan

ÁULICOS: todavía le quedan. Obvio, maneja un jugoso presupuesto que le permite tarifar algunas solidaridades y ejerce el control sobre el nombramiento y remoción de los cargos. Hay el agazapado que juega garrote. Cuando los lleva al programa de radio y TV, me cuentan, tienen que aplaudir y una vez que lee en la prensa la parte que refleja el desastre de la ciudad, monta en cólera y reclama que nadie sale a defenderlo de lo que considera ataques infundados a su “maravillosa gestión”. Los contratistas, áulicos y funcionarios presentes, se ven las caras, se preguntan y dicen para sus adentros. “¿Ataques infundados? Que salga a la calle para que vea lo que dice, piensa y opinan los vecinos de su defecación de pato macho. Este barco se hundió, que dé la cara él mismo y salga a defenderse. Nadie defiende lo indefendible y mucho menos se tiene vocación de ridículos, para también, poner la torta hablando bien de esta desgracia”. Ay, Carlitos que mal te veo. Hasta el águila primogénita pegó el brinco. Ya ni los rojo rojitos, que se entienden, lo soportan.

RESULTADOS: no hay que ser pitoniso, adivino o vidente, para predecir la paliza electoral del 2012. Eso ya está decretado. Los revolcones electorales del 15F-2009 y el 26S-2010 fueron aldabonazos tan fuertes que despertaron momentáneamente de su largo letargo a las autoridades locales, regionales y nacionales del PSUV. Los chavistas de corazón y bien comprometidos que existen, pensaron que se iban a tomar correctivos y al alcalde de El Tigre, le aplicarían la disciplina revolucionaria que le aplicaron al gobernador de Apure. ¡No! Nada de nada. Las derrotas fortalecieron al único responsable del desastre y ahora más que nunca goza de la solidaridad automática de las autoridades regionales y nacionales del PSUV y mantiene a raya a quienes internamente disienten de su “maravillosa gestión” En El Tigre, no habrá sorpresas, la jugada está cantada. El candidato que surja de las primarias ganará holgadamente la alcaldía y está obligado a verse en ese espejo. Ese éxito, estará condimentado, por el estrepitoso fracaso de los rojo rojitos. Mientras tanto ellos son rojos rojitos y se entienden. Complacidos los amigos chavistas que andan como plancha e’ chino. En la oposición los esperamos.