domingo, 7 de agosto de 2011

Fracasos descomunales

SOCIALISMO: bien ineficiente para controlar el costo de la vida. Los precios des alimentos en estos 13 años de involución, se han elevado 20 veces. Es un socialismo salvaje que tiene a los sectores populares, pagando el costo de estas políticas económicas fracasadas. No se ve una posible solución, en lo que resta de este período gubernamental, que fenece el 2 de febrero de 2013. El fracaso del socialismo del siglo XXI en materia inflacionaria es descomunal. El nuevo gobierno, que no tiene que ser capitalista, ni socialista sino más bien nacionalista debe estimular la producción y la productividad para frenar y vencer ese criminal flagelo que desmejora ostensiblemente la calidad de vida de los más pobres. En las elecciones del 2012, hay que derrotar, este fracaso descomunal. No hay otra.

CAPITALISMO: el que según la flamante ministra para asuntos penitenciarios, tiene las cárceles llenas de pobres. En Venezuela, según el discurso oficial, tenemos 13 años en socialismo. ¿Y entonces? van a saltar con garrocha esos 13 años para echarles la culpa de su fracaso a los gobiernos anteriores. Nunca antes como en estos tiempos de revolución, se había visto un fracaso penitenciario, tan descomunal. Hay que empezar a trabajar con seriedad, responsabilidad y llamando los más capaces para enfrentar este grave problema y no politizarlo. Nunca olvidemos, que el ruso Fiódor Dostoievski (1821 – 1881) sabiamente dijo, “El grado de civilización de una sociedad se mide por el trato a sus presos” ¡Oh! Sí hicieran esa medición en nuestra patria. ¡Raspaos! El fracaso de este socialismo es descomunal.

DESCOMUNAL: el fracaso de este socialismo del siglo XXI. La inflación más elevada de todo el continente. La inseguridad y la violencia crecen a paso de vencedores. El sistema de salud en terapia intensiva. El desempleo tiene unos índices tan elevados que hay humildes venezolanos que encuentran la muerte peleando por un cupo de empleo. La infraestructura nacional no tiene mantenimiento y se cae a pedazos. Las carreteras son un botón de muestra. Las de Anzoátegui dan vergüenza. Todo esto sucede con un gobierno que controla todos los poderes, no entrega cuentas y ha manejado a discreción, los más altos ingresos de la historia patria. Sumando todos los ingresos desde la llegada de Colón, hasta Caldera II, no se acercan a las montañas de dólares que le han ingresado a la revolución. Un fracaso socialista descomunal.

MARAVILLAS: habla el Presidente Chávez del sistema de salud cubano. En de Venezuela, dónde tiene 13 años gobernando con todos los poderes, con montañas de recursos y total discrecionalidad, el sistema de salud esta en terapia intensiva. Es tan malo nuestro servicio de salud, que el mismo Presidente le huye y con un estado mayor de médicos cubanos y según él, algunos venezolanos, se va a Cuba a que lo operen y le sigan los tratamientos. ¿Igualdad hecha en socialismo? los pobres de Venezuela, que se enfrenten al peor sistema de salud del mundo en Venezuela, mientras el disfruta del mejor del mundo. ¿Egoísmo revolucionario? Yo busco en el mundo salvarme y ustedes, los que creyeron en mí: sálvense como puedan. Es el sello del socialismo del siglo XXI. Otro fracaso descomunal.

LOCAL: hay gente que me aborda en la calle y me dice: “te quedas corto cuando dices que los candidatos del oficialismo perderán por una ventaja de 25 mil votos. No hermano, con el desastre de este alcalde rojo rojito, que goza de la solidaridad automática del PSUV, los candidato que emerjan el 12 de febrero como candidatos de la Alternativa Democrática, sacarán una ventaja, en el municipio Simón Rodríguez, superior a los 30 mil votos” Voz de pueblo, voz de Dios. Lo cierto del caso es que ningún candidato o líder del PSUV, se atreverá a buscar un voto con los réditos de este gobierno local. No lo quieren cerca ni con el pañuelo en la nariz. Es fracaso es descomunal.