domingo, 31 de julio de 2011

En El Tigre: los chavistas no son ni ciegos ni sordos

Cuando se apunta a la luna, el tonto se queda mirando al dedo
Proverbio chino.


En el chavismo, hay gente digna. Nunca lo hemos negado, a pesar de que ellos, cuando se refieren al sector opositor generalizan. “Adecos y copeyanos corruptos” nunca dejaron una rendija. Jamás se les ocurrió decir “salvo honrosas excepciones” nosotros no somos tan radicales, mezquinos e insensatos. De todo hay en viña del señor y pareciera que ahora surgen voces en el chavismo, que dan la razón a la inmensa mayoría de los seres vivientes, pensantes y sufrientes del municipio. Estamos ante el peor alcalde de la historia de la ciudad. Ya nadie lo duda. Hasta los chavistas alzan la voz.

Nosotros que le ponemos el oído al pueblo, que vivimos, sufrimos y escribimos acerca del desastre de la ciudad, hacíamos un llamado dramático a las autoridades del PSUV. No veían al abismo, que esta nulidad engreída, desde la alcaldía conducía a la ciudad. El desastre marchaba a paso de vencedores y nadie decía esta boca es mía. Sólo a un cachicamo fracasado y busca contratos, se le ocurrió, salir tímidamente a solidarizarse con esta desastrosa gestión. Los hijos de El Tigre, los verdaderos chavistas, los comprometidos, los que heredaran este desastre callaban y eso era criminal. ¡Albricias! alzaron la voz.

Nobleza obliga. Hoy podemos decir que el frente antiimperialista, tiene su razón de ser. No para enfrentar los gringos, ¡No! eso nunca ha estado planteado. El frente ¡Al fin! sale a luchar contra verdadero imperio. El imperio de la corrupción, el imperio de la inmoralidad, el imperio de la ineptitud, el imperio de la flojera, el imperio del desastre administrativo y el imperio de la abulia. Nosotros, con la responsabilidad que nos ha caracterizado, denunciábamos lo que veíamos y oímos del pueblo El desastre de la infraestructura urbana, la falla de los servicios básicos y la inacción, pero el asunto es más grave. El desastre es de orden administrativo, político y moral. A confesión de parte, de los chavistas, relevo de pruebas.

El Frente antiimperialista, integrado por chavistas hasta los tuétanos, comprometidos e insospechables de veleidades con sectores de oposición, solicitan no sólo la intervención de la Alcaldía, sino también, la investigación por parte de la Contraloría General de la República, La Fiscalía General, La Asamblea Nacional y la Dirección Nacional de los partidos por-gobierno, para que procedan a investigar las denuncias que ellos dicen consignaron a estos organismos. Explotaron las aguas cloacales. Los olores nauseabundos, llegaron a las instancias superiores. Llegó la hora de poner orden.

Hay que ser optimistas. Los vecinos de El Tigre, merecen que, mientras lleguen las elecciones, que un gobierno de transición asuma el control político-administrativo de la alcaldía. Alguien que saque un operativo de bacheo, recoja la basura, limpie las calles, recupere los ornatos y el corredor vial, repare los semáforos y ponga orden en materia administrativa. Los amantes del jamón serrano, el martillo y el abuso de autoridad, deben salir y entregar cuentas. Basta de tanta corrupción, dejadez, flojera e inmoralidad. Hay chavistas dispuestos a salvar la horrilla. Aunque tarde, alzaron la voz.

Los concejales, el poder comunal, la contraloría social y los moderadores de radio y TV chavistas, no dicen ni PIO. En el pasado, cuando eran adecos hasta la medula, tampoco decían ni PIO. El pueblo que apunta hacía la luna y no es tonto los ve, escucha, pero sabe que como están picando de la gorda, callan, ocultan e intentan manipular mirándose el dedo gordo. No tiene talento, ni probidad y en las elecciones del 2012, ante la avalancha de voto, les diremos “tarde piaste pajarito blanco”. Los chavistas de El Tigre, no son ciegos, no sordos, menos mudos. ¡Al fin alzaron la voz! PIO, PIO, PIO.