domingo, 18 de septiembre de 2011

El 7 de octubre de 2012. La gran evaluación.

Demina omnium et regina ratio (La razón es reina y señora de todas las cosas)
Marco Tulio Cicerón (106 – 43 a.C.)
Escritor, político y orador romano.


El 7 de octubre del 2012, será la evaluación de la gestión presidencial. Eso no obvia, por supuesto, que en los ítems a evaluar, los electores incluyan la acción gubernamental de los Gobernadores, alcaldes, diputados regionales y concejales rojos rojitos. Ellos mismos, orgullosos proclaman, que son un solo gobierno. No hay razón, entonces, para separar las ejecutorias de todos los chavistas en un solo paquete, a la hora de la evaluación, que se producirá por parte de los electores el 7 de octubre del año 2012. No se puede separar la paja del trigo. Van todos juntos ligaditos. Es la razón de la evolución.

En Anzoátegui, por ejemplo, habrá que incluir, las siguientes interrogantes ¿Por qué los hospitales están en terapia intensiva? ¿Por qué las carreteras y autopistas son un desastre? ¿Por qué no se construyó lo que falta de la autopista Cantaura – El Tigre? ¿Por qué tantas obras de mala calidad que se derrumban a los pocos días de inaugurarse? ¿Por qué en las 18 ciudades dónde los alcaldes son rojos rojitos y coordinan con la gobernación son los más violentos del estado? ¿Por qué los vertederos de basura están colapsados y están convertidos en focos de contaminación? Los electores, con sobrada razón, al disponerse a emitir el voto evaluarán esas y muchas otras cosas más. El rey y su corte están desnudos.

Chávez separa las elecciones para contarse sólo y evitar montarse los bacalaos de las gobernaciones y alcaldías. Nada lo puede separar de esas gestiones. En las elecciones anteriores, Chávez visitó personalmente todos los estados y localidades para exigir a los electores que le ayudaran a elegir a estos alcaldes y gobernadores. Un sólo gobierno rojo rojito. Somos millones una sola voz, rezaba el slogan de la campaña. Ahora los considera un hatajo de inútiles y pretende eludirlos para que no le perturben la campaña. Muy difícil. La marca de la derrota no puede quitársela con subterfugios que no engañan a nadie. La razón nos indica que son un sólo gobierno rojo rojito. Por más que se tongonee se le ve el bojote de gobernadores y alcaldes con su séquito de diputados y concejales. Ellos forman parte del desastre.

Chávez, a medida que avance la campaña, tiene que convencerse de que, es imposible separar su liderazgo de los gobernadores y alcaldes. ¿Quiénes serán su jefes de campaña en cada estado y localidad? No hay dudas los alcaldes y gobernadores rojos rojitos. Esos mandatarios que Chávez considera unos bacalaos, serán los que saldrán a batirse en la calle para tratar de buscarle los votos. En ese afán desesperado, los electores verán quien es quién. No hay un ápice de dudas. El 7 de octubre del año 2012, en la evaluación saldrán raspados toditos. El rey saldrá con la corte a lamerse las heridas de la derrota. Interesante ver a los chavistas en la oposición. Eso forma parte del aprendizaje democrático. Amanecerá y los veremos.

El 7 de octubre, se inicia el final de esta pesadilla roja rojita. Derrotado electoralmente el autócrata, se producirá el efecto domino. Las posteriores evaluaciones en diciembre – 2012 y abril – 2013, completarán la hecatombe del chavismo. El soberano, en la gran evaluación, los espera en la bajadita juntos juntitos a los rojos rojitos. La razón es la reina y señora de todas las cosas. Nunca olvidéis que el soberano tiene el voto y la razón.