lunes, 14 de noviembre de 2011

Llegará el día de rendir cuentas

Nunca te eleves tanto; que la ley te sobrepasa
Thomas Fuller (1608 – 1661)
Clérigo y escritor inglés.


SOLIDARIDAD: la que brinda en dólares de los venezolanos, el Presidente Chávez a su correligionario Daniel Ortega. Van cerca de 2 mil millones de dólares en “ayudas” económicas, que invertidos en el país, hubiesen servido construir todas las viviendas que necesitan nuestros compatriotas. La semana pasada el mandatario Nicaragüense inauguró una planta a un costo de 52 millones de dólares, para solucionar el problema eléctrico de ese país. ¿Quién la financió? Venezuela. ¿Quién soluciona el problema de la electricidad en nuestro país? Eso se llama luz para la calle y oscuridad para la casa. Vivimos de apagón en apagón y este señor regalando nuestras riquezas. Eso, sin temor a equívocos, podemos catalogarlo como traición a la patria. Llegará el día de rendir cuentas.

CRIMINAL: este gobierno, que se dice socialista, humanista, revolucionario y cristiano, el 01 de noviembre, dictó un decreto, dónde aumenta la factura del agua, en un 62%. Sin aviso, sin protesto y sin consultar a las comunidades. Es la democracia participativa, protagónica y para que los pobres, en la revolución del agua, vivan viviendo en la más pavorosa pobreza. No fue el imperio, Obama, Bush, el capitalismo salvaje que le metió esa rabo e’ cochino, al bolsillo de los más pobres en Venezuela. Ese bárbaro, feroz y brutal aumento de la tarifa del agua, servicio muy malo por cierto, lo autorizó y lo está cobrando el gobierno de Chávez. ¿Socialismo? ¿Humanismo? Un decreto gubernamental criminal. ¿Dinero para la campaña? Llegará el día de rendir cuentas.

INFLACIÓN: oficial la que se produce con el aumento del agua, café, transporte público y mucho otros rubros de primera necesidad, como la leche, que aún cuando está regulada, sólo se consigue en la economía informal a precios prohibitivos. Mientras Chávez, está pendiente de que un submarino nuclear, surcó las aguas venezolanas, el terrorista El Chacal, debe tener garantía de su derechos humanos – lo compartimos – y el asesinato de Gadafi, la inflación hace estragos en la economía familiar. El llamado bolívar fuerte es una ficción. Los salarios se vuelven sal y agua. El poder adquisitivo de nuestra moneda es ínfimo y, por los vientos que soplan, no hay voluntad política de rectificación. Chávez fracasó, tiene fecha de vencimiento y hay que eyectarlo del poder a punta de votos. Llegará el día de rendir cuentas.

DESGRACIA: la que le cayó a la ciudad. Las calles están en su peor estado. Los corredores viales, se perdieron. La señalización desapareció. La anarquía se apoderó del transito automotor. En estos últimos días, asfaltaron en la segunda calle sur - únicamente la cuadra de la plaza Bolívar – El asfalto, no alcanzó para todo el corto trayecto de la importante arteria vial, que precisamente desemboca, frente a la alcaldía. La desgracia se acrecienta al dejar en la esquina sureste de la plaza, la tapa suelta de una boca visita, que está convertida, en un peligro para todos los que por allí transitamos. ¿Hay una autoridad, funcionario público, dirigente del PSUV, miembro de un Consejo Comunal o líder de la llamada Contraloría Social, que le preocupe esa grave irregularidad? Ni por asomo. No hay un ápice de dudas. Estamos en presencia del peor alcalde de la historia de la ciudad y la paliza que se llevaran los candidatos del PSUV en El Tigre, será de tronío. Llegará el día de rendir cuentas.

VERTEDERO: a cielo abierto está convertida la ciudad. Nunca antes la basura, la maleza y cuanta inmundicia existe, se había enseñoreado con tanta fuerza en todos los intersticios del área urbana. Los responsables de esta desgracia, son lo líderes del PSUV a todos los niveles, el gobernador del estado y el Presidente Chávez, que promovieron la llegada de este inepto, incapaz y abúlico alcalde. No contentos con haberlo catapultado, ahora le brindan apoyo incondicional y solidaridad automática. No se percatan del daños que causa semejante fracaso gubernamental. En las elecciones, que se avecinan, la paliza que se llevarán los candidatos del chavismo, superará los 30 mil votos. Los electores del municipio Simón Rodríguez, los esperan en la bajadita. Llegará el día de rendir cuentas. Hay que ponerle el oído al pueblo.