viernes, 20 de abril de 2012

La involución de los servicios públicos

En la mayoría de los hombres, las dificultades son hijas de la pereza
Samuel Johnson (1709 – 1784)
Escritor británico.

Vivir en un país que, según los voceros oficiales, está en revolución y sufrir una vertiginosa involución es terrible. El caso de los servicios públicos es impresionante. El país recibe los más altos ingresos petroleros de toda la historia, desde la llegada de Colón a Caldera II y, vamos de mal en peor. Las ciudades llenas de basura, la electricidad es una tragedia, el agua no llega a los sectores populares, las calles intransitables, el transporte una desventura, la telefonía sufrió un retroceso inmenso y para variar con la llegada de las lluvias, los drenajes y cloacas están colapsados y, las vías públicas que están llenas de cráteres, se convierten en un mar de inmundicias. Eso sólo es posible en socialismo.

El área metropolitana del sur. El Tigre-San José de Guanipa, es puede ser íconos de esa involución. Las lluvias que han caído en estos días incomunican ambas ciudades. No vengan con el cuento de que es un problema heredado. Justamente el pueblo los eligió para resolver los problemas. No para que buscaran culpables y echaran culpas a otros. Llevan 14 años en el poder, con todos los recursos, poder y discrecionalidad, pero con una pereza digna de la mejor causa. No hay razón para que a estas alturas del juego, vivan viendo para atrás. Van a quedar como la mujer de Lot, convertidos en estatuas de sal. La realidad los atropella.

El relleno sanitario, una responsabilidad compartida – existía una mancomunidad – para que funcionara eficientemente, ahora bien, impulsados por el odio, el sectarismo y la división que practican, la eliminaron y el resultado está al vista. Lo convirtieron en un vulgar botadero de basura a cielo abierto, contaminando toda la zona rural dónde está ubicado y, por efecto del denso humo, que resultan del fuego de los lixiviados,  la vía es una guillotina – ya hay accidentes con muertos – Es parece no importar a estos perezosos alcaldes rojos rojitos que se proclaman revolucionarios. Habéis visto.

¿Dónde están los cobres de la emergencia eléctrica? ¿Dónde están los resultados de las mesas de agua? ¿Dónde están los dineros de los contribuyentes para solucionar el servicio de aseo urbano? ¿Dónde están los más de 980 mil millones que han ingresado al país por concepto de la venta de petróleo? ¿Dónde está el espíritu combativo de los Consejos Comunales? ¿Y que será de la vida de la Contraloría Social? Esas conductas conformistas y perezosas, sólo son posible en un proceso de involución, destrucción y corrupción.  Hechos en socialismo.

Gracias a Dios, no hay pueblo que aguante 14 de años de manipulación y pereza. El 07 de octubre el pueblo, con su voto, el arma de los demócratas, eyectará primero al líder de la involución y luego en las elecciones de diciembre y abril del 2013, caerán todas las demás fichas perezosas e inútiles por efecto dominó. No os desesperéis. A la hora de pagar nadie es tramposo.