sábado, 10 de marzo de 2012

O7 de octubre: momento único

Cada momento es único
Johann Wolfgang Von Goethe (1749 – 1832)
Poeta, novelista y dramaturgo alemán.

La desesperación es muy mala consejera. Las campañas sucias, descrédito,  confrontación y violencia que adelanta el gobierno, no detendrán los vientos de cambio, que ya soplan con velocidad de huracán en el país. La gente está asqueada del discurso violento, divisionista, obsceno, soez y de baja ralea, emitido en estos últimos 13 años, desde el poder. En eso, no hay dudas, perdemos un tiempo valioso. Hay que avanzar.

Hay un camino para la unidad nacional, la paz y el progreso. Venezuela, a pesar de que este gobierno, ha dilapidado, regalado, despilfarrado y permitido que nuestras inmensas riquezas producto de los más altos ingresos petroleros de todos los tiempos, se desvanezcan en la monumental cañería de la corrupción,  tiene mucho futuro.  Hay que aprovechar nuestras inmensas potencialidades. No sigamos perdiendo tiempo.

El 07 de octubre, los venezolanos, vamos a cambiar. El autobús del progreso arrancó el 12 de febrero y todos los días, toma mayor velocidad. Atrás quedarán los conflictos del pasado y presente. Las campañas sucias, contra el próximo Presidente Henrique Capriles Radonski, tienen efecto bumerang. No tienen nada que exhibir, menos que ofrecer y apelan al trillado y viejo expediente del descrédito. La estrategia está develada. Pierden el tiempo.
Este gobierno fracaso estrepitosamente. No tiene futuro y menos aviva esperanzas. Perdió una gran oportunidad histórica. Tiempo de sobra (13 años), recursos ilimitados (más de 980 mil millones de dólares), un gran apoyo popular y todos los poderes en las manos de un autócrata. Nunca antes, en la historia del país, alguien había  ostentado tanto poder, tantas ventajas, oportunidades y poder. El resultado es nefasto. Agotó su tiempo.
Hay que entender, que se resistirán hasta el último minuto a perder el poder. No tienen impudicia. Abusan del poder. Aplican el terrorismo de estado. Utilizan los medios y recursos del tesoro público para intentar torcer voluntades. Monopolizan los medios de comunicación social para manipular, engañar, desprestigiar y, en la desesperación, creen que el pueblo es tonto y no los tiene ubicados. Equivocados marchan solitos al despeñadero. Esos tiempos están superados.

El cambio que ofrece la Alternativa Democrática es de paz, unidad, sosiego, diálogo e inclusión. Esas son las políticas que nos conducirán al progreso. La gente, repito, está asqueada de la violencia, las burdas manipulaciones, las campañas sucias, el discurso violento, divisionista, obsceno y soez. ¡Basta! Llegó el tiempo del cambio y Capriles, candidato con indiscutible legitimidad popular, lo encarna perfectamente. Hay que abrir paso al desarrollo y hay un camino. Este momento es único.

Hay que entender el presente y prepararnos para el futuro. En el autobús del progreso, vamos a entrar al siglo 21 e incorporarnos a la globalización. Esta revolución troglodita, es un obstáculo para el progreso, que venceremos el 07 de octubre en las urnas electorales. Venezuela tiene más futuro que pasado. Llegó el momento. Es ahora o nunca.