domingo, 3 de junio de 2012

La vulgar corrupción local

“Un torturador no se redime suicidándose… pero algo es algo”Mario Benedetti (1920 – 2009)
Escritor uruguayo.

RATERISMO: es al extremo al que han llegado el pimentón margariteño, jamón serrano y Eddie Murphy (De mendigo a millonario), rifan una moto, porque no “tienen recursos” para mandar un equipo de fútbol de la alcaldía a cumplir un compromiso en Margarita, los deportistas benevolentemente, compran la rifa para ayudar a los jóvenes deportistas, recogen más de 8 millones, se los gozan, llega el día del sorteo y el ganador del premio es burlado en su buena fe. Eso se llama estafa y raterismo. No tienen paz con la miseria.
 
COMPARACIÓNES: siempre son odiosas y en este caso no tiene pertinencia. Unos chavistas de base, indignados por el raterismo de las autoridades municipales, con relación a la estafa perpetrada con la rifa de la moto, me dicen que es preferible jugarle las tapitas a Lebranche y no aventurarse a comprar una rifa del pimentón margariteño. Los corrijo. El señor Lebranche, es un hombre honorable, que siempre honró sus pagos. Chivo muerto, chivo pago. No hay comparación con este ratero de cuello rojo, maula y sinvergüenza. ¡Zape gato ñaragato!
 
OPINIÓN: personalísima. No le resto importancia a la iniciativa, que por petición del Presidente Municipal, Assad Nakkur y la Lic. Ymán Saab, tomó el gobernador de mandar a recoger la basura en la ciudad, que este alcalde sinvergüenza y corrupto congénito, demostró incapacidad de recoger. Esa gestión hay que reconocerla sin mezquindad. Ahora bien ¿Es la solución? Nunca. Mientras la gobernación invierte ingentes recursos en esa recolección de basura ¿Qué hace este sinvergüenza y corrupto congénito con el presupuesto municipal y lo que cobran a través de CADAFE a los vecinos? robar y robar, que mantequilla. La solución es cortar por lo sano. Tienen que intervenir la alcaldía y nombrar un interino hasta las elecciones. Basta de corrupción, sinvergüencería e ineptitud. Dejarlo en el cargo para que continúe la pillería, mientras otros le hacen el trabajo, es mostrarle una solidaridad automática vergonzosa. Apartarlo del cargo no lo(s) redime… pero algo es algo. 
 
CINISMO: puro y duro el que expresan el pimentón margariteño, jamón serrano y el nuevo millonario (Murphy). En una reunión, me cuentan chavistas del entorno, comentaron mis denuncias, acerca del proceso de corrupción que adelantan en nombre del socialismo del siglo 21. (El más pavoroso y escandaloso de la historia de la ciudad) “Ese va morir más calvo y limpio por pendejo. Nosotros tenemos que apurar el paso para garantizarnos una pensión de retiro digna y vivir en la opulencia, porque este barco se hundió y no repetimos, ni que llueva para arriba” Eso mismo decía Sabañón y su banda en el pasado reciente, cuando criticamos el gobierno anterior y que estos pillos celebraban en la oposición. No hay problemas.  Nuestra única riqueza es que gozamos del cariño, el aprecio y el respeto de la gente decente del pueblo y dormimos muy bien porque disfrutamos de una conciencia tranquila. Arriero somos y en el camino andamos.

OLLAS: y ollas nauseabundas las que destapan los chavistas de base y del entorno. Muchos datos que estamos procesando para no dar puntadas sin dedal. Mientras tanto adelantamos algo. La Contraloría Municipal esta de fiesta celebrando el aniversario, dictado cursos de control ¿? Y la parte legal acéfala, ausente e infuncional, mientras la corrupción avanza a paso de vencedores. Los perros ladran, Sancho amigo, señal de que cabalgamos.