lunes, 28 de diciembre de 2009

Richard Blanco

Hay periodos en los que arriesgar
es la más grande sabiduría
William Ellery Channing (1780-1842)
Ministro religioso y escritor estadounidense.

Las estadísticas registran que cerca de 100 policías fueron asesinados a manos del hampa. Los culpables en su gran mayoría ni siquiera han sido detenidos. Richard Blanco, presidente de Alianza Bravo pueblo, organización política de carácter nacional y partido de gobierno por voluntad popular en el área metropolitana, por salvarle la vida o al menos preservar la integridad física de un agente policial infiltrado en una marcha democrática, pacifica y legal, está detenido y sometido a un castigo brutal por parte del régimen. Es la justicia revolucionaria en todo su esplendor.

Los únicos delitos cometidos por Richard Blanco es pensar distinto al Presidente Chávez, haber liderado la campaña política que le ganó la alcaldía metropolitana al mejor candidato del gobierno, hacer uso del derecho constitucional a la protesta de manera pacífica, debidamente autorizada y salvarle la vida a un agente policial, como está demostrado en todos los videos y audios, que dan cuenta del agradecimiento de los jefes del infiltrado los cuales reconocen que Richard, lo puso a buen resguardo y lo entrego sin un rasguño. Esa es la verdad y la verdad, no necesita defensores. Por esa verdad está preso.

La dura realidad que vivimos no podemos soslayarla, estamos ante un régimen autoritario con evidentes rasgos dictatoriales. No se ocupa de resguardar la vida y los bienes de las personas, así formen parte de sus policías – van cerca de 100 asesinados en el año que concluye – y sus seguidores más acérrimos. La batalla en los barrios es salvaje, todos los fines de semana son asesinados a manos del hampa un promedio de 50 compatriotas, la mayoría rojos rojitos. Esa cruda realidad, no conmueve la fibra humana del Presidente Chávez, que monta en cólera cuando algún periodista le aborda el tema. Ese no es el problema que le quita el sueño, el problema que le quita el sueño son sus adversarios políticos que amenazan con su poder vitalicio. En el 2012 lo esperan en la bajadita.

No hay que cegarse ante esta triste situación. La vivimos cuando Pérez Jiménez y ahora se repite con otro militar en el poder. Las ergástulas del régimen se llenan poco a poco de presos políticos. Muchos dirigentes políticos, militares, empresarios, líderes sindicales y civiles independientes, por ahora, son cerca de 100, que sufren esta dolorosa situación. Están sometidos a la más cruel privación de libertades y persecución. A Richard Blanco, le apagan la luz a las 7 PM, le restringen las visitas, lo mantienen en una pequeña celda, no le dejan pasar ni un ventilador por decir lo menos y uno pregunta ¿Por qué tanta saña? ¿Por salvar la vida de un policía? ¿Y los asesinos de decenas de policías quien los castiga? Es el mundo al revés.

Nosotros demócratas convencidos, formados al fragor de la lucha democrática, conocedores de las fuerzas del pueblo y persuadidos de que más temprano que tarde brillará en todo su esplendor la luz de la democracia, la libertad y la justicia en nuestro país, sólo nos queda desde esta humilde tribuna enviar un solidario, afectuoso y responsable abrazo a los presos políticos y exiliados de nuestra querida patria. Este pueblo, recordaba el eximio poeta del pueblo Andrés Eloy Blanco, es levantisco y retrechero. Richard Blanco lo sabe y estoy seguro eso le fortalece su espíritu libertario y le renueva su espíritu y capacidad de lucha por la democracia, la libertad y la justicia en este su país, nuestro país. No hay feliz año, empero, un fuerte abrazo y mucha esperanza.

No olvidéis que en estos periodos oscuros, arriesgar incluso la vida, es una de las más grandes sabidurías que un pueblo sabio reconoce y premia. Cuando está más oscuro empieza a salir el sol. Amanecerá y veremos.