domingo, 23 de mayo de 2010

El pueblo nunca olvida las promesas

Las promesas son olvidadas por los príncipes,
nunca por el pueblo
Giuseppe Mazzini (1805-1872)
Político italiano

INDOLENCIA: es la característica más exclusiva que exhibe el gobierno local. Un botón de muestra. El llamado paseo de los estudiantes, ubicado en la parte oeste del Liceo Alberto Carnevali, que fue construido por el gobierno anterior, se deteriora a paso de vencedores. El ornato está en proceso de desaparición y lo que queda está en estado de abandono, los asientos de los bancos los destruyen manos criminales, el piso se partió en la esquina que posee una rendija para el drenaje, la obstruyó y nadie pareciera percatarse del hecho y el mantenimiento en general brilla por su ausencia. Hay que tener una política de mantenimiento. Lo hecho es patrimonio colectivo. ¡Cuidémoslo!

MAQUILLAJE: el que pretenden hacer con las cifras que indican la marcha de la economía. El año pasado el Producto Interno Bruto cayó en 3.3% y en el primer trimestre del año en curso, la caída es estrepitosa. 7% ¡Una guará! El directorio del Banco Central de Venezuela, que debe informar las cifras del comportamiento de la economía los primeros 15 días, luego del cierre de cada trimestre, suspende las reuniones intentando correr la arruga. La inflación fue superior al 5% en el mes de abril y con ese descenso del PIB, los índices económicos, avanzan al abismo a paso de vencedores. Los resultados del socialismo del siglo XXI están en todo su esplendor y nunca podrán maquillarlos. Lo que está a la vista no necesita anteojos.

CORRUPCIÓN: nada hay oculto entre cielo y tierra. En la zona sur hay un “saque de arena” que se ha convertido en un negocio redondo para algunos vivianes de un gobierno local. Sacan la arena con equipos municipales, la trasladan gratuitamente utilizando volteos del municipio hasta una planta de asfalto. Una vez procesada con el R-1, adquieren el producto final (Asfalto) a precio de mercado y los jugosos beneficios engordan, por debajo de cuerda, los bolsillos estos vivianes revolucionarios. Estos pillos, creen que se la están comiendo secretamente. Los datos y las precisiones están por llegar y como nosotros no vamos libre con nadie, al igual que a los gobiernos municipales anteriores, a éste, también le denunciaremos las corruptelas, por más sofisticadas que sean. Esta llegando el tiempo. ¡Hay ojos que ven!

INSEGURIDAD: la que está llegando a límites irracionales. El ataque a un cuartel de la policía para rescatar a miembros de bandas. El seguimiento por parte de la Guardia Nacional a delincuentes que buscan esconderse en los comandos policiales y la negativa de mucha gente, víctima de la delincuencia, a poner denuncias para no caer en desgracia. Son signos inequívocos, que marchamos a paso de vencedores hacía una descomposición social apocalíptica. Van casi 12 años de revolución y los resultados en materia de seguridad no pueden ser más funestos. No hay más oportunidad. El 26 de septiembre, empieza el cambio. No hay vuelta atrás.

GAS: me expresa un vecino. “Amigo “Cheo” tienes razón. Merecemos gas directo. Continúa tu campañita. Estamos en una zona que posee una de las reservas gasíferas más gigantescas del país. Antes uno llamaba y el gas lo traían a la casa. Ahora tenemos que zanquear una bombona en los negocios que las expenden en la ciudad, porque en las llamadas ventas comunales nunca hay. En estos casi 12 años de revolución, uno escucha al Presidente, hablar de grandes reservas de gas, prometiendo la gasificación de las ciudades, llevar el gas a todos los países vecinos y, lo que uno vive es un vía crucis para obtenerlo. Pura cháchara. En los gobiernos anteriores las bombonas eran mucho más baratas, las traían a la casa o regularmente pasaba un camión repartidor por las calles” el pueblo nunca olvida las promesas y los buenos tiempos tampoco ¡Cómo me lo expresaron!