lunes, 31 de mayo de 2010

Malos ejemplos revolucionarios

La predica más eficaz es el buen ejemplo
San Juan Bosco (1815-1888)
Santo italiano, fundador de la orden de los salesianos

INVEROSÍMIL: la explicación que da el líder del proyecto de destrucción nacional ante la estrepitosa caída de la economía nacional “Lo que está cayendo es la economía capitalista” ¡Pamplinas! ¿Entendería de verdad lo que está aconteciendo? La economía general, según el Banco Central de Venezuela, mostró un desempeño negativo. Registró un descenso de 5.8% en el primer trimestre del año en lo que se denomina Producto Interno Bruto, que es la cantidad de bienes y servicios que produce un país durante un período determinado. Capitalista, socialista o mixta la economía decreció, dejamos de producir y esa grave situación es el resultado de las desastrosas políticas económicas del gobierno que dirige Chávez. Lo que está cayendo no es la economía capitalista, lo que está expirando son las nefasta políticas económicas del socialismo del siglo XXI. El tipo huye hacia adelante. No le importa el país.

CORRUPCIÓN: galopante la que ya no pueden esconder en el gobierno local. Una tierrita de muestra. El relleno que echaron en el Mercado Campesino, tuvo un costo de Bs.F 500 millones. La confesión la hizo el burgomaestre a los periodistas del diario El Tiempo, los cuales la publicaron en la edición del domingo 23M-2010, página 6. “El mandatario dijo que a esa obra ¿Cuál obra? Ya se le han invertido Bs.F 500 mil (500 millones de los viejos), pero esperan por más recursos para culminar la primera etapa”. ¿La primera etapa? ¿Y que obra estarán construyendo? Relleno y más relleno. Tierra roja rojita que el único beneficio que trajo a vendedores, compradores y visitantes es polvo cuando calienta el sol y barro cuando llueve. Con esas maravillosas “Obras” este alcalde – peor que ROBOY que fue malo con ganas – no repite, ni que se coma todas las “sardinas socialistas” que expenden en los puestos que asaltaron sus áulicos en La Feria del Sabor. En Margarita lo esperan con las alforjas full. El tipo vino buscar y seguro está llevando y seguirá llevando. Hasta las conchas del mamón se están embuchando. El margariteñito, pegó el Kino.

ESPANTOSO: que se pierdan 20 mil toneladas de alimentos. Terrible que la revolución, no tenga ojos para ver esa hecatombe, la cual toca muy de cerca el estomago y los millones de dólares de los venezolanos. Acosar a la distribuidora de alimentos Polar, la cual distribuye eficientemente productos producidos y procesados en el país, no resuelven el problema de la escasez, la inflación y el desempleo. Al contrario, lo acrecientan. El que tiene tienda la atiende sino la vende, reza la sabiduría popular. El presidente debe dejar a la distribuidora de alimentos Polar hacer su trabajo y empecinarse en tratar de que su burocracia intente superar a la Polar llevando los productos de primera necesidad a todos los anaqueles de MERCAL, PEDEVAL, ÉXITO y CADA que ahora son establecimientos revolucionarios ¿Qué más necesitan? ¿A quién le atribuyen la incapacidad, ineficiencia e indolencia para dejar perder 20 mil toneladas de alimentos? No lavan, ni prestan la batea y la batea se les hace trizas en las manos. ¿Quién responde por la pérdida de 20 mil toneladas de alimentos? Zapatero a sus zapatos. El la eficiencia que predica el socialismo del siglo XXI.

SÚPLICA: en nombre de las usuarias y usuarios de la carretera Cantaura – El Tigre. Mientras llega un gobierno con sensibilidad, responsabilidad y que realmente le duela la zona sur del estado Anzoátegui, que concluya el tramo de autopista La Madama – El Tigre, dónde la dejó el ex gobernador David De Lima. Es para que coloquen una buena, vistosa y extensa señalización en Las Curvas de La Parchita y La Estación de Servicio El Río. En esas dos curvas, los desastrosos accidentes, están a la orden del día. Pérdida de vidas y bienes materiales, parecieran no sensibilizar a las actuales autoridades. ¿Recursos? Han sobrado, botado y regalado. El 26S los electores tienen la brillante oportunidad de elegir diputados que luchen por incluir en el presupuesto nacional, los recursos para concluir la autopista. Mientras tanto, coloquen la señalización. Dios, la patria y los mortales que por allí circulamos – por extrema necesidad – os agradeceremos. Estas son perlitas que identifican la revolución. Muy malos ejemplos, por cierto.