domingo, 6 de junio de 2010

Espejos revolucionarios

¿Defender? Que defiendan ellos"
Johan Cruyff (1947- )
Futbolista y entrenador holandés

ESPEJOS: en que se ven los trabajadores de la distribuidora de Alimentos Polar. Los trabajadores despedidos de PDVSA, las industrias básicas de Guayana y las fincas gobiernizadas son los retratos. Perdieron la estabilidad laboral, la contratación colectiva y todos los beneficios de los cuales disfrutaban. Lo peor, perdieron el derecho disentir, al reclamo y para colmo de males el que no se encasquete una franela roja rojita y asista a los actos políticos del PSUV está despedido. Los que le ponemos el oído al pueblo y tenemos oídos para oír conocemos de las angustias de los trabajadores de Alimentos Polar y, aun cuando tienen el prurito de asegurar que no apoyan a los propietarios, andan angustiados por la defensa de sus puestos de trabajo, los beneficios derivados de la contratación colectiva y la estabilidad laboral. Las experiencias que viven otros trabajadores, les indica que no deben ni siquiera acercarse a esos espejos.

GUERRA: la que declara el Presidente a la burguesía – lea bien a la burguesía, no a la chaveburguesía – esta última es intocable. En todo caso, lo que quiere y aspira la gente es que Chávez, en estos dos años que le restan en el poder, le declare la guerra a la inseguridad, a la ineficiencia, a la corrupción, al hambre, a la inflación, a la escasez y al desempleo. Esas son las batallas que tiene que dar el gobierno nacional para ganar la verdadera guerra. Mientras anda declarando guerras contra empresas distribuidoras de alimentos, el burocratismo corrupto, corruptor y apátrida, compra en el exterior como quiere, dónde quiere, a quien quiere, utilizando los dólares preferenciales y luego dejar perder miles de toneladas de alimentos ante la mirada atónita de un pueblo que sufre los embates de la escasez y la inflación. El soberano que tiene ojos y oídos, ve y escucha. Alimentos Polar es una empresa de distribución de alimentos eficiente, PEDEVAL es todo lo contrario. Véanse en ese espejo.

TENEBROSA: las noches y los días para los vecinos del estado Anzoátegui. Los cortes programados de electricidad fueron eliminados, pero el remedio resultó peor que la enfermedad. Ahora los apagones llegan por sorpresa. Largos, prologados y no hay quien de respuesta o alguna información. Lo peor, estas suspensiones abruptas llegan con subidas y bajones de tensión salvajes. Los electrodomésticos son dañados y a llorar al valle. En materia de servicio eléctrico, la revolución marcha a paso de involución. En los vituperados 40 años, avanzamos mucho y eficientemente en la electrificación del país. Chávez, debería llamar a sus técnicos y juntos verse en ese espejo.

FUNESTA: la gestión del alcalde de la ciudad. “Invirtió” 500 millones en echar relleno frente al Mercado Campesino. ¿Tremenda obra? No sabemos cuanto “invirtió” en la avenida 5, lo cierto del caso es que da vergüenza ¿Tremenda obra? Es un secreto bien guardado el monto de la “inversión” de unos brocales que convierten algunas calles del norte y el sur en avenidas. La gente esta estupefacta con esa maravillosa obra. La construcción de unas fosas en el estacionamiento de la alcaldía es otra obra que tiene a los vecinos de la ciudad deslumbrados. ¿Cuál será el objetivo y cuánto el costo de la “inversión”? la gente en la calle tiene la sensación de que estamos ante una corrupción espantosa y la gestión más nefasta desde que se eligen alcaldes. ROBOY que fue malo con ganas esta reivindicado. Hay la seguridad que este “navegao” se irá con las alforjas llenas, pero no repite ni que se coma todas las sardinas que expenden en los puestos que asaltaron sus áulicos en la Feria del Sabor. Huelgan los espejos para verse.

AUTOPISTA: continúan los accidentes en las curvas de la Feria de La Parchita y la situada en la estación de servicio El Río. Las autoridades competentes están obligadas, mientras llega un gobierno serio, responsable, sensible y con visión del desarrollo de esta región que construya la autopista, colocar una buena señalización para minimizar la gran cantidad de accidentes que enlutan muchos hogares venezolanos y traen además, las consecuenciales pérdidas materiales. Esa carretera que está convertida en una guillotina, no es un buen espejo para verse y menos los mortales que por estricta necesidad, nos vemos obligados a transitar por ella. Son…espejos revolucionarios.