sábado, 15 de enero de 2011

Las fuerzas democráticas volvieron al parlamento

Donde hay peligro, florece también lo que salva
Hölderlein (Johann Christoph Friedrich) (1770 – 1843)
Poeta alemán.


En la instalación de la nueva Asamblea Nacional, los diputados chavistas gritaban rabiosos a la fracción de los factores democráticos ¡No volverán! ¡No volverán! Cuando sorpresivamente surgió la voz firme y oportuna del diputado Richard Blanco (ABP) y con una frase lapidaria, les ahogó los aullidos “Les tengo una mala noticia, volvimos por voluntad popular de la mayoría del pueblo (52.7%). Ciertamente la oposición volvió al parlamento y, aunque por los trucos electorales de una Ley Electoral perversa, tengan menos diputados, hay una buena, plural y muy calificada representación de la sociedad venezolana que anhela un cambio de rumbo en el país. Una verdad del tamaño de una catedral.

Esa frase lapidaria del diputado Richard Blanco (ABP) retumbó en el Palacio Legislativo y estoy plenamente convencido, recordó el triunfo de la sociedad democrática el pasado 26S que obtuvo el 52.7% de los votos validos e insufló una buena dosis de optimismo al pueblo venezolano, que seguía con renovado interés, la instalación de esta nueva Asamblea Nacional. Los diputados de la alternativa democrática fuerzan el debate. En el parlamento se volverá a parlamentar y, el recinto parlamentario se convertirá de nuevo, en la caja de resonancia de los grandes problemas nacionales. Hay que debatir y habrá debate. Es en medio de la barahúnda chavista, una buena noticia.

Nadie puede llamarse a engaño. Nuestros diputados, aunque tienen el privilegio de representar a la mayoría de los electores (52.7%) tiene menos diputados que los oficialistas que sacaron menos votos (47.3%) Ese “milagro” electoral ¡hecho en socialismo! no les permitirá mayores libertades en la aprobación de leyes. El pueblo no es tonto y lo sabe perfectamente. En lo que sí están claro los electores, es que una vez que volvieron al parlamento, como lo dijo el diputado Richard Blanco (ABP), tienen una tribuna para forzar el debate acerca de los grandes problemas nacionales, una herramienta para ejercer el control presupuestario, hacerle seguimiento a las políticas públicas, denunciar la corrupción y sacarle los trapitos al sol al gobierno más corrupto de la historia patria. A comprar alpargata nueva que lo que viene es joropo.

El diputado Richard Blanco (ABP) le dio una mala noticia a los chavistas que gritaban rabiosamente ¡No volverán! ¡No volverán! Cuando les replicó “Hemos vuelto al parlamento”. También es cierto que implícitamente le daba una buena noticia a la sociedad democrática venezolana – que es la mayoría – Tienen representación en la Asamblea Nacional y, aunque están en minoría, con todas las limitaciones impuestas ilegal e inconstitucionalmente por la pasada mayoría chavista, tienen voz en el parlamento. Esperemos el desarrollo de los acontecimientos y veremos que eso es importante y reportará muchos beneficios para resguardar y preservar el sistema democrático en Venezuela. Vamos por el camino correcto.

Hay que darle tiempo al tiempo. ¡Por ahora! como lo dijo el diputado Richard Blanco (ABP), las fuerzas democráticas volvieron al parlamento. El peligro será sofocado. Hay esperanza. Está renaciendo la salvación. En diciembre del año 2012, hay renovadas perspectivas para la victoria final. ¡Albricias! Las fuerzas democráticas volvieron al parlamento. Una excelente noticia.