domingo, 9 de enero de 2011

Realidades irrefutables

Uno se es fiel a sí mismo, y basta
Jean Anouilh (1910 – 1987)
Dramaturgo francés.


BURLA: la pregonada tesis del pueblo legislador. El autócrata no encuentra la forma de anular la Asamblea Nacional e inventa ese peregrino e insólito argumento ilusorio para intentar engañar al pueblo. El único legislador es Chávez. La ley Habilitante que le concedió la fenecida Asamblea Nacional le permite legislar autocráticamente y sin discusión de ningún tipo. El pueblo legislador, yo te aviso chirulí.

ILUSIÓN: óptica la que intenta vender el gobierno, ante la salvaje devaluación del bolívar. Hablan de “Unificación cambiaria” y adicionan que “No habrá modificación en la estructura de costos de los productos farmacéuticos y de alimentos de primera necesidad”. El pueblo en los mercados, cuando no le alcance el dinero, conoce, vive y sufre ante la horrorosa realidad. Otra mentira más.

INAMOVILIDAD: laboral la que decretó Chávez para lo que restaba del año 2010 y todo el 2011. Inmediatamente La Asamblea Nacional y el Ministerio de Planificación y Finanzas violaron el mandato presidencial. Hay despedidos a granel en las Juntas Parroquiales que eliminaron violando la constitución y del Ministerio aludido. Llamarse jefe para no serlo es el colmo de las miserias, decía Bolívar. A buen entendedor.

FIASCO: han resultado los dos proyectos banderas de Chávez. La Soya y el Plan ferrocarrilero. Ambos están paralizados y naufragan en medio de la ineptitud, incompetencia, ineficiencia y la corrupción. Los despidos de más de 6 mil trabajadores en medio de la inamovilidad, es una prueba más de que este gobierno, está como las farmacias del SSO. No tiene remedio.

GENOCIDIO: laboral el que comete la satrapía castrista que tiene secuestrada la isla de Cuba. 146 mil empleados públicos serán despedidos y 431 mil reubicados en “otros” oficios. Les pagarán un mes de prestaciones por cada año de servicio. ¿Y los revolucionarios del mundo callan vergonzosamente? 52 años de fracasos, hechos en nombre del socialismo, hacen implosión. Esa es el mar de la felicidad que nos ofrece Chávez. A otro perro con ese hueso.

REFLEJO: de la eficiencia del gobierno revolucionario, fueron las desastrosas carreteras en los tramos de Anzoátegui. La gran cantidad de viajeros que se vieron obligados a transitar por estas guillotinas por motivos familiares y turísticos, en navidad y año nuevo, cuando vivieron en carne propia el tormento exclamaron al unísono: con razón la paliza que le dieron al chavismo el 26S en esta entidad fue de tronío. Una verdad del tamaño de una catedral.

ACLARATORIAS: bien ridículas la que hacen los concejales que pactan (reincidentes) a espaldas del pueblo y lo que predican desde sus partidos. Dicen que no hicieron lo que hicieron a la vista del colectivo. Con esas aclaratorias oscurecen más. Las comunidades que los eligieron observan, ven, callan y luego cobran con el voto. ¿A quién pretenden engañar? Pobrecitos los niñitos de pecho.

INCUMPLIDAS: las promesas del Presidente Chávez y del alcalde Jorge Rodríguez. “Me cambió el nombre si en un año hay niños de la calle” hay millares y el hombre se sigue llamando Hugo Rafael. El burgomaestre prometió renunciar sí, en el año 2010 no resolvía el problema de la basura en la capital. Ni resolvió el problema y tampoco renuncia. ¿Y la credibilidad? Palabras devaluadas.

SALARIO: bien devaluado el que tienen empleados y trabajadores del sector público en Venezuela. La devaluación, la inflación y la especulación hacen estragos con el poder adquisitivo de la moneda. En este socialismo vemos contradicciones como la siguiente: En PDVSA el sueldo mínimo diario subirá de 69 a 79 bolívares, mientras que la Polar es de 100 bolívares. Estos sueldos de hambre son hechos en socialismo.

PRIVILEGIO: el que tienen los 67 de la oposición de representar a la mayoría de los electores (MUD+PPT=5.943.853=52.7%) en contraposición al PSUV que obtuvo 5.333.910=47% que lograron elegir a 98 diputados gracias a los trucos electorales de la revolución. El oficialismo tiene más diputados y menos votos o sea menos pueblo. Los diputados de los sectores democráticos tienen menos diputados y más votos o sea más pueblo. Esa es la realidad y esperamos que nuestros diputados estén a la altura de la hora histórica que vivimos. Por sus ejecutorias os conoceréis.

VERGÜENZA: la que no tienen las autoridades municipales. El desastre que tienen en la entrada principal de la ciudad, las condiciones horrorosas de los corredores viales y la rejilla levantada en la redoma de La Cruz de los Chóferes, fueron las obras emblemáticas que exhibieron a vecinos, visitantes y transeúntes. Obras hechas en socialismo y reflejo de los resultados electorales del 26S. No aprendieron la lección.

TURBULENTAS: se presentan las reuniones del NAVEGAO – FRACASAO con los delegados del PSUV local. Los dirigentes locales llenos de vergüenza, porque no tienen respuesta para justificar ante la comunidad, el desastre en la construcción del tramito de avenida, que bautizaron con el nombre de Manuelita Sáenz, piden a la universidad que le revise el título de ingeniero al alcalde. El descontento hizo ebullición en las filas del PSUV. En la calle ni se diga. El rechazo es de tronío. No repite ni que se coma, todas las sardinas de la marca Margarita, de dónde es oriundo. El peor alcalde la historia local.

CADALSO: el cruce de la avenida VEA con la avenida Winston Churchill y su prolongación que bautizaron con el nombre de Manuelita Sáenz. El semáforo tiene tiempo dañado, los conductores que transita en dirección norte-sur y no conocen bien y ven las luces de la continuación no recortan y ¡Pum! destrozan a los que circulan en la dirección este-oeste y viceversa. Pérdida de vehículo y heridos ¡Por ahora! que son responsabilidad del gobierno local. Antes que se produzca una tragedia, al menos reparen el semáforo. Es cuestión de sensibilidad y un poquito de responsabilidad.

UNIMALL: empezó a cobrar por el uso del estacionamiento. Es un servicio que deberían prestar gratuitamente, puede ser legal más no ético. Lo más grave es que aparte de facturarte el tiempo que permaneces en sus instalaciones, no se responsabilizan por nada de lo que ocurra a los vehículo y, peor aún si al usuario (víctima) se te extravía el tickets lo castigan con una multa de 25 bolívares. ¿INDEPABIS? Metan la lupa a ese capitalismo salvaje en pleno socialismo. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Sólo se les pide que sean fieles en lo que dicen creer, y basta.