viernes, 28 de enero de 2011

La ciudad no tiene suerte

¿Cómo van a llegar a ser buenos caricaturistas
los que ya triunfan como caricaturas
Gilbert Keith Chesterton (1874 – 1936)
Escritor inglés.


Mientras la ciudad se cae a pedazos por los cuatro costados, el alcalde muy orondo pierde 2 horas diarias, en un programa de radio y TV, que raya en lo ridículo. La gente de los sectores populares, ya empezaron las protestas por la falta del vital líquido. En medio de la revuelta popular se aparece la policía, atropella humildes vecinos y la salida es echarle la culpa a Hidrocaribe, por la falta de una bomba sumergible. “No hay problemas la compramos, se la “donamos” y ellos la instalan para salvar la responsabilidad” Un caso aislado, una solución transitoria y el problema de fondo latente. Una caricatura de alcalde que no asume su responsabilidad integral. Es para coger palco.

La vialidad interna de la ciudad y en especial en los sectores populares está en estado calamitoso. El alcalde para solucionar el problema, rifa diariamente en su programa, un servicio completo para aquel conductor que lo llame primero. Una caricatura de solución al problema que sufren los profesionales del volante ante la huecoteca de las calles, el alto costo de los repuestos, la inseguridad, los semáforos inservibles y la inflación general de los bienes, servicios y alimentos de primera necesidad. ¿Y el alcalde? leyendo titulares en un show de mal gusto de radio y TV. Renny Ottolina debe revolverse de envidia la en su tumba. Una caricatura, chocarrera.

Hay que ser bien caradura para sentarse todos los días 2 horas a perder el tiempo, mientras las calles están llenas de basura, los corredores viales desaparecen, las entradas de la ciudad están de terror – el bacheo que hicieron en la entrada del arco en la entrada norte es vergonzoso - los sectores populares dan grima – el caso de San Francisco de Asís es emblemático – y hasta el ornato que existía, se pierde ante la mirada indolente de este nuevo showman de la radio y la televisión. Perdimos el gerente de la ciudad y ganamos una caricatura de artista bien ridícula. En estos días lo ascienden hasta VTV o se lo lleva Alberto para su programa karaoke show. Es un triste payaso, Javier Solís dixit

Es una aberración que no exista un gobierno local – Alcalde y concejales – que se ocupen de actualizar el Plan de Desarrollo Urbano Local, que presenten un proyecto bien evaluado y cuantificado para la solución definitiva del problema del agua, que se preocupen en buscar la limpieza de calles, avenidas y la recolección sistemática y permanente de la basura y la maleza, que no le preocupe el drama que viven los vecinos para obtener un cilindro de gas y adelanten una agresiva acción con los Consejos Comunales para la ampliación de la red de gas directo y que se encargue de concertar esfuerzos con los entes nacionales para trabajar unidos, al menos, para colocar las luminarias, reparar los semáforos y los foto celdas, en las líneas eléctricas, para ahorrar la electricidad que nos hace falta a todos. Hay que preocuparse, ocuparse y no hablar tanta cháchara insulsa. Las caricaturas de payaso para el circo.

Mientras el nuevo showman de la radio y televisión se refocila, solaza y se masturba leyendo titulares y mensajitos dónde lo felicitan sus áulicos, repito la ciudad se cae a pedazos. El día que lleguen las elecciones, este tipo de caricaturas de mal gusto hechas gobierno, reciben el castigo de la opinión pública en las urnas electorales y ojala puedan recibir una sanción severa de la justicia por corruptos, ineptos, incapaces y pata e’ rolos. La ciudad, en estos 12 años rojos rojitos, no ha tenido suerte.