lunes, 4 de abril de 2011

Hay que pensar en el país

La paciencia es un elemento clave del éxito
Bill Gates (1955 - )
Fundador y Presidente de Microsoft Corporation.


El distinguido amigo y eximio jurista, José Rafael González Escorche, ha tenido la delicadeza e interés de comentar algunos de mis escritos, relacionados con mi inclinación por la candidatura presidencial del Dr. Antonio Ledezma, el actual y legítimo alcalde Metropolitano. Entiendo y así lo asumo, que como hombre público, preocupado por el desastre del presente e impaciente, inquieto e intranquilo por el futuro, adiciona algunas condiciones especiales que debe poseer el próximo presidente de la república. Lo hace, estoy convencido, pensando en el país y, aun cuando no lo dice expresamente, puedo inferir que está angustiado, porque la patria en la actualidad retrocede peligrosamente y, comparte conmigo la apuesta, por un futuro mejor. Lo felicito y me felicito. Ambos pensamos en una mejor y moderna gerencia para Venezuela. ¡Pensamos en el país!

Los méritos académicos, políticos y experiencia como gerente político, del Dr. Antonio Ledezma, no están en discusión. La capacidad para afrontar dificultades y no perder la compostura, el decoro, la dignidad y el recto proceder, lo ha demostrado hasta la saciedad. 2 veces fue hospitalizado de urgencia, prácticamente inconsciente, como consecuencia de haber recibido directamente en su humanidad, los proyectiles en que se convierten las bombas lacrimógenas, cuando son disparadas para golpear a los manifestantes. No hubo alharaca, no se presentó lloriqueando jugando el papel de víctima, ¡No! nada de eso, lo asumió con coraje, valentía y pundonor incorporándose de nuevo a las manifestaciones, sin pedir ni dar cuartel en la defensa de la libertad y la democracia venezolana. Pacíficamente y siempre pensando en el país. Una verdad del tamaño de un templo.

No hay mortales perfectos, ni seres providenciales. Nunca el elegido contará con credenciales y condiciones humanas, físicas e intelectuales perfectas y que nosotros o cualquier individualidad aspira. Eso es poco menos que imposible. Empero, mí distinguido amigo, González Escorche, lo que sí es posible es que encontremos el hombre adecuado para cada circunstancia y momento. En ese sentido, en mi humilde opinión, puedo afirmar, que de todos los precandidatos que se presentan en el diverso, plural y numeroso universo de la alternativa democrática, el que mejor encaja para el duro y peligroso período de transición, que tendremos que enfrentar los venezolanos a partir del 2 de febrero del 2013, es el Dr. Antonio Ledezma. La excelente trayectoria, liderazgo, experiencia y capacidad gerencial lo convierten en el ideal y estoy seguro, también que, no le fallará a Venezuela. Me inclino por su opción, siempre pensando en el país.

En el programa de gobierno o proyecto de país, el cual presentará concertadamente la Alternativa Democrática y que liderará Ledezma, está comprometido el respeto al estado de derecho, respeto por la vida, la propiedad privada, condiciones optimas desarrollar aptitudes, capacidades y la iniciativa individual o colectiva. En cuanto a la decencia, ética y honorabilidad, esos valores están garantizados. Ledezma es un hombre decente y estoy seguro, rescatará la majestad de la presidencia y se empeñará en poner a funcionar a Venezuela toda, en el marco de la ética, eficacia y la confianza en las instituciones. Todo esto, pensando el país.

Esos y muchos requisitos, que con la proverbial paciencia, la cual siempre ha acompañado a Ledezma en su camino al éxito, serán elementos claves, para coronar exitosamente el período de transición que espera a la Venezuela post Chávez. Una gerencia moderna y con la vista en el porvenir. Son los desafíos a vencer. Es mi humilde opinión, Dr. González Escorche, me encanta que coincidamos en nuestra manera de pensar el país y gracias por la distinción. ¡Un abrazo!