sábado, 24 de diciembre de 2011

2012: año de esperanza

Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano
Martín Luther King (1929 – 1968)
Humanista estadounidense.

Un año más de fracaso y frustración para los habitantes del municipio Simón Rodríguez. Van 3 años de la “gestión” del peor alcalde de la historia de la ciudad. Los únicos, que no tienen ojos para ver, son los rojos rojitos de la Cámara Municipal y los directivos del PSUV. Todos callan indignamente convirtiéndose en cómplices vergonzosos e inexcusables. La ciudad se cae por los 4 costados y ellos bien gracias. Gigantesca irresponsabilidad es imperdonable. Fíjense que la gente se fija.

Los rojos rojitos, no pueden eludir la responsabilidad. Llevaron al poder municipal con sus votos a una nulidad engreída, lo apoyan, protegen, defienden y le brindan solidaridad automática. El poder los envilece. Están colocados de espaldas al pueblo, que sufre las calamidades de la peor y más nefasta gestión municipal y lo peor, creen que nadie los observa. Ellos son los responsables directos del deslave de la infraestructura urbana, y el costo político, lo pagarán en las urnas electorales. A la hora de pagar nadie es tramposo.

La gente en la calle rojos rojitos, NINI y de oposición, coinciden en afirmar que el chavismo, en el municipio Simón Rodríguez, en la elección que participe, perderá con una ventaja superior a los 30 mil votos. La paliza que recibirán será la cosecha que recogerán de la gestión fracasada y frustrante del peor alcalde de la historia de la ciudad. La derrota que los espera es de tronío. Es jugada cantada.

Este gobierno local rojo rojito es tan incapaz, abúlico e indolente, que no recoge ni la basura. La ciudad en todos sus intersticios, está convertida en un vertedero y el vertedero municipal en un vulgar basurero a cielo abierto. Es tan grave la situación, que los vecinos corremos el riesgo de una gran contaminación, estamos expuestos a olores nauseabundos y enfermedades de todo tipo. No recogen ni los perros muertos. El ambiente es de putrefacción. Una desidia de órdago. Algo nunca visto y vivido.

La ciudad, crece anárquicamente a paso de vencedores. No actualizan el Plan de Desarrollo Urbano Local (PDUL), que espera por revisión y adecuación desde el año 1999. El mantenimiento de las áreas ornamentales, las calles y el corredor vial brilla por su ausencia. Lo que promocionaron con bombos y platillos, como un mercado para los pequeños comerciantes, es una fea verruga en el centro de la ciudad. Las avenidas están sin iluminación y en franco deterioro, la intercomunal es una calamidad, el problema de los drenajes persiste y no hay solución a la vista con este gobierno. Peor desastre imposible.

El servicio de electricidad, cuya responsabilidad es del gobierno central, complementa el mal y ahora carísimo servicio de agua. No se ocupan de la ampliación de la red de gas directo. Los barrios están en estado calamitoso e impenetrable. Los héroes del transporte vecinal, en enero no soportarán tanta desidia y, emprenderán las protestas. No hay excusas, Un solo gobierno rojo rojito nadando en un océano de petrodólares con tiempo y apoyo popular, no puede eludir su responsabilidad. Van 11 años de caos y abulia total que pagaran con creces. Tiempo al tiempo.

El año que viene se inicia el principio del fin de esta desgracia. El 07 de octubre derrotaremos al líder del proceso de destrucción nacional. Lo demás vendrá por añadidura. El efecto dominó devastará los gobernadores y alcaldes rojos rojitos. No os desesperéis. El tiempo ni espera ni perdona. ¡Feliz año nuevo! 2012. Año de esperanza.